17 de Octubre de 2017 · 07:18 PM · T: Cº · H: 100.0 estado del tiempo

Discurso del gobernador

Apertura de las Sesiones Ordinarias de la Honorable Cámara de Diputados - 1º de Marzo de 2017

Señores Diputados:

Venimos en esta tradicional fecha a cumplir con los preceptos de la Constitución Provincial y con el deber democrático de rendir cuentas sobre la marcha de nuestro gobierno, ante el pueblo formoseño y sus representantes .

Los resultados de las políticas implementadas ratifican la certeza y la previsibilidad que caracterizan a nuestro accionar, aún en momentos de gran incertidumbre, tanto en el contexto nacional como en el internacional.

El mundo, confundido, se debate cuestionando sus propios paradigmas. China, pilar del comunismo en el pasado, impulsa el libre mercado. EE.UU., meca del liberalismo, cierra sus fronteras insinuando una fuerte apuesta proteccionista. La Unión Europea, universalmente faro de los derechos humanos y ejemplo de integración supranacional, cuestiona sus propios ejes fundacionales y cierra sus puertas al drama humanitario de los refugiados.

En suma, teorías políticas, económicas, sociales y culturales que dominaron el mundo por décadas, hoy muestran su fracaso.

Así las cosas, mientras los países más poderosos de la tierra se debaten sobre la dirección a tomar, las personas se ven sumidas en la más cruel desigualdad.

De acuerdo a la organización internacional OXFAM, tan solo 8 individuos concentran en sus manos una riqueza equivalente a la que poseen 3.600 millones de personas, es decir, la mitad más pobre del planeta.

Al abordar las principales causas de esta terrible injusticia, destaca: la falsedad de la teoría del derrame; las enormes ganancias empresariales a costa de los trabajadores; la sumisión de las instituciones democráticas a los intereses de las grandes corporaciones; y especialmente, el papel de la evasión y de la elusión fiscal.

En América Latina y el Caribe, el 10% más rico concentra el 71% del capital, mientras que la evasión asciende a más de 320.000 millones de dólares, cifra que se escurre anualmente hacia los paraísos fiscales. Esto afecta a los más pobres, que dependen en mayor medida del dinero que se deja de tributar.

La desigualdad no solo tiene un efecto económico, fundamentalmente tiene consecuencias humanas. Está probado que crea las condiciones para el aumento de la delincuencia, la inseguridad y un peligroso resurgir del racismo y la xenofobia.

Es justamente en este contexto donde se erige la voz lúcida de nuestro Papa Francisco, quien plantea que para que exista una libertad que beneficie a todos, es responsabilidad del Estado poner límites a quienes tienen mayores recursos y poder financiero. Porque precisamente este sistema "...no hace nada por sanar las heridas sociales ni enfrentar las estructuras que dejan a tantos hermanos tirados en el camino".

Ante ello, nos llama a construir un mundo más justo, una economía más humana y respetuosa de la naturaleza, una comunidad más solidaria.

Compartimos plenamente estos objetivos desde la doctrina justicialista, que tiene a la Doctrina Social de la Iglesia como uno de sus pilares fundamentales.

Sin embargo, esta no es la visión de quienes conducen los destinos de nuestro país.

A lo largo del año, levantamos la voz por el curso de las decisiones que se iban tomando. Se tratan de políticas que los argentinos ya conocemos: se aplicaron en otras épocas y sabemos cómo terminan.

La realidad demuestra que nuestras preocupaciones eran fundadas.

Las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional han producido una enorme transferencia de riquezas en beneficio de los sectores más privilegiados, haciendo caer el peso del ajuste sobre las espaldas de los que menos tienen.

Así lo demuestran los indicadores económicos y sociales, incluso los datos oficiales.

Cayó el consumo y la economía familiar. Cayó el empleo y la capacidad adquisitiva de los salarios. Cayó la actividad industrial, con el cierre de miles de empresas. Cayó el turismo. Cayeron las industrias culturales.

La inflación superó el 40% anual. El déficit fiscal creció por encima de los valores largamente criticados por quienes hoy nos gobiernan. Crecieron los indicadores de pobreza, indigencia, desocupación, desigualdad, y sobre todo, el endeudamiento del país.

Con estas políticas, lejos quedan nuestros anhelos de lograr la independencia económica. Endeudamiento y reprimarización de la economía, son rasgos distintivos del colonialismo del siglo XXI.

Ante esto, volvemos a reafirmar el valor esencial de la soberanía nacional. No deben existir fisuras en la defensa de todos los argentinos. Es inaceptable subordinar nuestros intereses a los centros de poder global, bajo el engañoso argumento de la reinserción de la Argentina en el mundo.

Con la misma fuerza reivindicamos al trabajo, la producción y el mercado interno como generadores de la riqueza, por sobre la especulación financiera.

Los argentinos tenemos memoria y sabemos que al festín financiero, le sigue la caída de la industria, el quiebre de las economías regionales y la pobreza del pueblo.

Para tener una economía al servicio del ser humano es imprescindible la intervención del Estado, de lo contrario rige la ley del más fuerte, con los abusos e injusticias que todos conocemos.

Esto lo vive la familia argentina a diario cuando le llega la factura de la luz o debe comprar sus alimentos, y siente que aún esforzándose como siempre, se hace más difícil llegar a fin de mes.

Esta es la foto de la Argentina de hoy. Una realidad basada en el ensayo y en el error. Cuando la torpeza y la ineficacia se vuelven evidentes, se las trata de ocultar confrontando con el pasado o llevando adelante operaciones mediáticas falsas.

Para algunos, es una forma válida de hacer política. Para nosotros, se llama simplemente mentir, y con la mentira nada valioso se puede construir.

Esto, lejos de desalentarnos, nos lleva a profundizar aún más en lo que creemos. Respaldados por la voluntad popular, nuestra decisión es continuar sosteniendo y consolidando el Modelo Formoseño.

Un proyecto coherente, previsible y serio, que emergiendo de la esencia misma de nuestro ser, dotó a la provincia de políticas activas, derrotando años de ostracismo, atraso y postergación.

Formosa luchó por lo propio y cambió para bien.

Esa lucha continúa y continuará porque debemos seguir creciendo. Porque ese es nuestro destino. Y porque ninguno de nosotros quiere volver atrás.

En esa dirección, y con el irrenunciable objetivo de garantizar la inclusión y la calidad educativa, nos comprometemos a continuar profundizando el proceso de transformación de la educación en la provincia.

Con ese mandato, sólo en el último año inauguramos 35 escuelas, las que funcionan en edificios nuevos, totalmente equipados y conectados.

Ya son 1.276 los establecimientos escolares construidos durante nuestra gestión, con el consiguiente aumento de la matrícula y la planta docente. Sin contar las 96 escuelas que se encuentran en un avanzado estado de edificación.

Este esfuerzo en infraestructura escolar, encarado casi en su totalidad con recursos propios, tiene un claro sentido político: terminar con años de postergaciones y frustraciones educativas, asegurándoles a todos el derecho a iguales oportunidades.

En Formosa ya no es necesario viajar o emigrar para estudiar. Hoy, todos los formoseños pueden hacerlo en el lugar donde viven.

Estos resultados no responden a logros individuales, sino al esfuerzo de toda la comunidad educativa.

El compromiso del personal docente se evidencia en su labor cotidiana y en su permanente perfeccionamiento. Son más de 10.000 los maestros y profesores que han sido capacitados a través del sistema provincial el año pasado.

Tal como lo anunciáramos, se dio inicio al proceso de concursos de las estructuras de conducción de las instituciones educativas, con participación de los gremios del sector. También se avanzó en el proceso de titularización docente, tarea que benefició a más de 5.000 de ellos.

Se universalizó la lucha contra el fracaso escolar, con la intención de incluir a todos los alumnos, y no solo a aquellos cuyas familias pueden pagar clases particulares. De esta manera, seguimos disminuyendo la repitencia y el desgranamiento en el sistema educativo.

Se profundizó el desarrollo de la lengua y de la cultura originaria en escuelas de la Modalidad Intercultural Bilingüe, con secuencias didácticas destinadas a la alfabetización en las lenguas wichí, qom y pilagá.

Para avanzar en la alianza estratégica entre la educación, la producción y el trabajo, se afianzó la formación técnica, tanto en el nivel secundario como en el superior.

Mientras en el año 1995 la Provincia sólo contaba con 6 escuelas técnicas, en la actualidad ya son 30 unidades educativas de esa modalidad.

Este año, en el Instituto Universitario de Formosa en Laguna Blanca, concluirá la primera cohorte de la carrera de Ingeniería en Producción Agropecuaria, única en el país, además de continuarse con la promoción de otras carreras, tanto en esta institución como en la Universidad Nacional de Formosa.

Destacamos especialmente a los 61 jóvenes que egresaron como Especialistas Técnicos en Instalaciones Nucleares, en Instalaciones de Medicina Nuclear y en Telecomunicaciones. Las primeras dos carreras mencionadas se dictan exclusivamente en nuestra provincia, gracias al acuerdo con el Instituto Balseiro y el Instituto de Tecnología Nuclear Dan Beninson. En otros tiempos, esto hubiera parecido imposible.

La soberanía tecnológica debe ser una política de Estado.

Nuestro país posee las capacidades humanas y materiales necesarias para avanzar hacia un modelo científico y tecnológico autónomo.

La excusa del bajo costo para importar tecnología, es engañosa. A la larga, el precio es muy alto... se paga con dependencia tecnológica. Y es mucho más alto aún, cuando es la tecnología propia la que se entrega.

En Formosa tenemos muy claro el camino a transitar. Por esta razón fortalecimos la presencia y funcionamiento en nuestro territorio de todos los organismos técnicos y científicos, tanto provinciales como nacionales.

Hoy estamos en condiciones de hacer realidad en nuestra provincia el sueño de un Polo Científico, Tecnológico y de Innovación, además de un Centro de Medicina Nuclear.

Vemos con satisfacción que el Poder Ejecutivo Nacional siga impulsando el Plan Nuclear Argentino, con la incorporación de Formosa al mismo.

Son trabajadores formoseños los que participan en la construcción de una de las obras de ingeniería más importantes del país. Se trata de la planta de purificación de uranio, sujeta a los más altos estándares mundiales y verificada por la Organización Internacional de Energía Atómica, dependiente de Naciones Unidas.

Continuamos expandiendo nuestros servicios a través de REFSA Telecomunicaciones.

Además de la interconexión a la autopista digital de todas las localidades más pobladas de la provincia, también estamos llegando a las más alejadas. Tales son los casos de Pozo de Maza, El Potrillo y El Chorro, en el oeste provincial, que se suman a la red de banda ancha; al igual que Loma Monte Lindo, Tres Lagunas y Paraje Km 142.

La Formosa Digital ya llega a 1470 puntos donde se puede acceder de manera gratuita a internet. Esto incluye a escuelas, hospitales, centros de salud, plazas, centros culturales, organismos públicos provinciales y municipales, así como a instituciones universitarias y delegaciones del Poder Judicial en toda la provincia.

En el último año, los operadores privados han incrementado en 35.000 su número de abonados. Esto habla de las oportunidades que el Estado brinda a los pequeños proveedores de internet para llevar adelante su modelo de negocio, en condiciones competitivas.

Es claro que la tecnología es imprescindible para el desarrollo de la educación, la salud, el conocimiento, y también la producción.

Si bien esto es así, tampoco es menos cierto que en nuestro país el pequeño productor agropecuario no accede a la tecnología que le posibilitaría mejorar los rindes de su trabajo.

En Formosa, en cambio, hace tiempo hemos tomado la decisión de que esa tecnología llegue a la chacra.

Porque nosotros, a diferencia de aquellos que regulan las políticas que inciden sobre el sector, no aceptamos que nuestro país sea un simple exportador de bienes primarios sin elaborar; no queremos que se siga beneficiando a la Pampa Húmeda en detrimento del resto del país; y fundamentalmente, nos negamos a que la superficie de producción este por encima del valor humano del productor.

En función de ello promovemos el desarrollo sostenido de la familia rural, al tiempo que alentamos la producción diversificada y el agregado de valor en origen, a través de inversiones que benefician a todos los estamentos del sector productivo...

Fomentamos la relación armónica entre los sistemas de agricultura familiar, los medianos productores y los de gran escala. E intervenimos de manera positiva en los procesos productivos y en la comercialización, a fin de defender al pequeño productor rural de los abusos y de la especulación.

Con respecto a la ganadería, financiamos remates en toda la provincia, a tasas subsidiadas, por un valor de 55 millones de pesos, beneficiando así a más de 500 productores.

En los remates realizados en el oeste provincial, las asociaciones de pequeños productores lograron los mejores precios de venta de su historia. Esto benefició a más de 200 familias paipperas, tanto criollas como indígenas.

Con la intención de desarrollar aún más el sector, a través del Banco de Formosa, se destinarán 120 millones de pesos en créditos, también a tasas subsidiadas.

En relación a la agricultura, se continuará con las políticas de provisión de semillas de algodón de alta calidad y de insumos fitosanitarios, además de la compra del producto en las planchadas oficiales y de su desmote. Este sistema, en los hechos, posibilita que desde hace años se pague el mejor precio del mercado.

También entregamos semillas de primera calidad, pack completo de insumos, asistencia técnica y financiación a los productores de una gran variedad de hortalizas, frutas y maíz. La inversión directa en estos sectores ascendió, en el período, a más de 120 millones de pesos, superando las 200.000 hectáreas en primera y segunda siembra.

A lo expuesto, se suma la asistencia específica que se brinda a los sectores arroceros, forestales, la piscicultura y la producción de miel, según los requerimientos propios de cada área.

Formosa tiene sus cuentas en orden y este es un valor que no muchos pueden mostrar.

En tiempos donde el endeudamiento y el déficit fiscal aumentan en forma vertiginosa y las provincias vemos disminuida la coparticipación en términos reales, adquiere toda su dimensión y valor nuestra decisión soberana de desendeudarnos.

La solución global a la deuda provincial, ya informada en este mismo recinto, fue y es clave para avanzar con políticas públicas y un adecuado plan de obras, siempre con equilibrio fiscal, transparencia y previsibilidad en la gestión.

El equilibrio alcanzado en el sector público, posibilitó encarar políticas que favorecen el desarrollo del sector privado. Así, se subsidiaron 487 créditos bancarios por 47 millones de pesos destinados al sector comercial e industrial, además de otorgarse otros 24 millones de pesos a emprendedores locales.

Se financiaron programas sociales y de empleo. A través de Fontex se alcanzó un volumen de producción de 160 mil guardapolvos, producto de la asociación cooperativa de más de 650 mujeres.

Se fomentó la actividad maderera industrial. Por medio de carpinteros organizados, también en torno a cooperativas, se produjeron 16 mil mobiliarios escolares y más de 600 aberturas destinadas a módulos habitacionales.

El turismo se consolida como una actividad económica aliada del ambiente. Ello posibilita que emprendedores y comunidades locales sean directos e inmediatos beneficiarios de los recursos que genera.

En esa dirección y en pos de su crecimiento, se avanzó en el desarrollo de una mayor infraestructura para el sector. El futuro Centro de Descubrimiento del Bañado La Estrella, es un ejemplo de ello.

Junto al CFI, lanzaremos una línea de créditos a tasa subsidiada cercana al 10% de interés anual, a fin de fomentar la radicación de inversiones.

Se dio impulso a importantes y multitudinarios eventos: las tres ediciones de la feria gastronómica Formosa Da Gusto; Japón en Formosa; el Rally Dakar; los festejos de carnaval en distintos municipios; y las ya tradicionales Fiestas Nacionales del Pomelo y la Corvina. Cada uno de estos acontecimientos se tradujo en un incremento de la ocupación hotelera, de los servicios gastronómicos, además de la actividad del transporte.

El trabajo mancomunado del gobierno provincial con cada una de las intendencias, es un pilar central en el logro de los objetivos propuestos.

En este contexto, se creó el Programa "Por Nuestra Gente, Obras y Servicios Municipales", fondo rotativo que destina la suma de 120 millones de pesos para la generación de empleo local. En la actualidad, ya se encuentran en marcha proyectos que alcanzan a 31 municipios y comisiones de fomento e involucra a más de mil vecinos.

Las crisis económicas y sociales impactan directa y negativamente en la salud de la población. Esa experiencia ya la sufrimos en el año 2001.

Los actuales datos económicos y sociales del país, nos obligan a estar alertas y redoblar los esfuerzos para evitar retrocesos en los logros alcanzados.

Hoy, estamos mejor preparados que en aquellos tiempos para hacer frente a este desafío.

En los inicios partimos de una estructura sanitaria muy limitada, concentrada en los principales centros urbanos de la provincia.

En la actualidad, el Sistema Provincial de Salud está compuesto por 37 hospitales y más de 160 centros de salud distribuidos en todo el territorio provincial, en niveles de complejidad creciente.

Al comienzo de la gestión, el plantel de médicos, enfermeras y demás trabajadores de la salud, ascendía a un total de 845 personas. En la actualidad, esa cifra se multiplicó llevando a más de 3.000 la población de profesionales, técnicos y demás auxiliares de las distintas disciplinas. Aún así, seguimos necesitando más profesionales para mejorar la atención de toda la población.

Mientras en aquel entonces se contaba con una dotación mínima de ambulancias, hoy son más de 200 las unidades -equipadas con la última tecnología- que están disponibles a lo largo de nuestra geografía para acudir en respuesta de la gente. Solo a modo de inventario quisiera destacar que, en los últimos 4 años, se renovó el 100% del parque automotor mencionado.

Estos recursos humanos y materiales han mejorado sustancialmente nuestra respuesta para la prevención, la atención y el tratamiento de los pacientes.

Como consecuencia de ello, la calidad y expectativa de vida se incrementó en nuestra Provincia. Entre 1992 y 2015, pasó de 72 a 77 años para las mujeres, y de 66 a 71 años para los varones.

Los logros en política sanitaria son siempre colectivos. Nada de esto hubiera sido posible sin el accionar de las múltiples áreas provinciales y sin la activa participación de la comunidad. Así ha quedado demostrado en la lucha contra el Dengue, Chikungunya, Zika, Leishmaniasis y Mal de Chagas, constituyéndose en un modelo que ha enriquecido también el accionar de la Nación y de los países vecinos.

Con financiamiento provincial, el año pasado, se inauguraron las modernas instalaciones del área de Emergencias del Hospital Central y la base del Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofe (SIPEC), así como el Hospital de Día del Distrito Sanitario 9 del Barrio 2 de Abril de la ciudad de Formosa.

En igual dirección, está previsto culminar este año los Hospitales de San Martín 2, Laguna Yema, Chiriguanos, Subteniente Perín y Gran Guardia, todos con recursos propios.

De igual manera y con fondos provinciales, seguiremos avanzando con el equipamiento del Hospital Interdistrital Evita que, el año pasado, ya contó con una inversión de 180 millones de pesos. Esto, además de la construcción de 7 nuevos centros de salud. La única excepción es el hospital de Laguna Blanca, que depende del financiamiento federal.

Señores diputados, anunciamos el llamado a licitación de tres grandes emprendimientos que se sumarán a nuestro Polo Hospitalario Provincial. Se trata del Hospital de la Madre y la Mujer, del Hospital de Pediatría, y del Instituto Provincial de Hemoterapia y Laboratorio.

En su conjunto, estas obras de infraestructura sumarán una superficie total de 28.639 metros cuadrados, con una inversión que superará los 740 millones de pesos.

Cuando el Gobierno Nacional privilegia el pago de la deuda externa y la transferencia de recursos a los sectores más privilegiados, no hace otra cosa más que desfinanciar los programas asistenciales y de prestaciones médicas. Ante esta falencia, que dramáticamente advertimos, el Gobierno de la Provincia asume el compromiso de no dejar desprotegidos a los formoseños afectados, bridándoles las coberturas necesarias desde nuestro Sistema de Salud.

Ante ello, mejoraremos y profundizaremos la atención integral en todo el territorio, al mismo tiempo que intensificaremos la capacitación profesional y el financiamiento de los programas provinciales.

Nada impedirá que avancemos en nuestro objetivo de lograr el mejor sistema de salud para todos los formoseños.

Otro pilar de la salud comunitaria es la recreación y la práctica deportiva.

Democratizar el deporte, posibilitando su disfrute en cualquier edad, condición física y lugar de residencia, es nuestro objetivo.

En este sentido, construimos centenares de polideportivos escolares, impulsamos gimnasios terapéuticos; apoyamos a clubes y asociaciones, y entregamos más de 1.000 kits deportivos durante el año 2016.

La actividad física permanente que se fomenta en todas las escuelas se vio reflejada en los Juegos Nacionales Evita, con la participación de más de 84 mil niños y adolescentes, donde fueran distinguidos 49 de ellos: la mitad de los galardonados, provenientes del interior provincial.

Desarrollamos acciones recreativas y turísticas comunitarias, como lo son el Programa Conociendo mi Provincia y la Colonia de Vacaciones en El Paraíso de los Niños, donde participan anualmente más de 10.000 niños y niñas, de toda condición, de toda la provincia.

Nuestros abuelos y muchas personas con discapacidad, también se ven integrados a nuestras políticas comunitarias participando en las Casas de la Solidaridad. Actualmente, más de 800 personas almuerzan diariamente y comparten sus horas con actividades lúdicas y recreativas, mientras otros 9.000 reciben un complemento alimentario mensual.

Todas estas acciones dan testimonio de una política de igualdad de oportunidades, con equidad social y territorial.

No hay nada que dañe más a una comunidad, que aquellos que comercian con la vida y la salud de sus habitantes.

Como ya lo dije en otras oportunidades, ratifico mi compromiso de luchar contra el narcotráfico, para evitar que se desarrolle en nuestra Provincia.

Utilizamos y utilizaremos para este fin, todos los recursos humanos, materiales, administrativos y legales a nuestro alcance.

Con esa intención, creamos el Instituto de Investigación, Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA). Este Instituto tiene como objetivo instaurar y consolidar una red provincial de prevención y asistencia de las adicciones, así como el estudio de su problemática y la reinserción social de aquellos que han sido afectados.

A través de un novedoso modelo de gestión, desarrollado en el marco de la estrategia de atención primaria de la salud, más de un centenar de profesionales, de diferentes disciplinas, ya brindan respuestas a esta temática en los Centros de Primer Nivel de Atención, tanto en la capital como en el interior provincial.

Próximamente y con la habilitación del Centro de Internación de Tercer Nivel en la localidad de Villafañe, todo comprovinciano que lo necesite, tendrá la posibilidad de acceder al tratamiento que corresponda y en la complejidad que requiera, aquí en Formosa.

A su vez, con la creación de la Subsecretaría de Lucha contra el Narcocrimen, fortalecemos la coordinación de las acciones en la lucha contra el narcotráfico entre las fuerzas de seguridad federales -responsables primarias en este tema-, con nuestra Policía Provincial y el fuero específico de la Justicia Ordinaria.

Desde la decisión política de asumir competencias en la lucha contra el narcomenudeo, son cerca de 700 los procedimientos policiales realizados, con 623 personas detenidas. Esperamos este año contar con las primeras condenas judiciales por estos delitos.

Cabe destacar, además, que Formosa es una de las 5 provincias argentinas incorporadas a la red de Interpol i-24/7, de intercambio en tiempo real de información y antecedentes a nivel mundial.

Con la intención de mejorar la formación de los recursos humanos de nuestra Policía Provincial, se incorporó un nuevo plan de estudios, de un año de duración, para la formación de los agentes, cuya primera promoción, de 496 efectivos, ya se encuentran en actividad.

Con la inauguración de la Unidad Penitenciaria Nº 6, modernizamos la matriz penitenciaria provincial, alcanzando la necesaria separación entre detenidos procesados y condenados, logrando así un tratamiento ajustado a cada situación procesal.

Si de obras se trata, hay una verdad que debe ser dicha. Asistimos a una fenomenal reasignación de recursos que, retaceados a las provincias de la Argentina profunda, benefician al país central.

Mucho se habla de pesadas herencias, pero de la única herencia de la que podemos dar cuenta los formoseños es la que vino a reparar históricas postergaciones, con más inclusión, equidad y dignidad.

A partir del año 2003, el Plan Estratégico Provincial se vio impulsado por el enorme apoyo recibido en beneficio de obras fundamentales para nuestro desarrollo. La mayoría de esas obras son ya una realidad. Otras pocas, solo vieron cambiar su nombre en un cartel.

Aun así, desde el Gobierno Provincial hacemos todos los esfuerzos a fin de que se concreten las obras de infraestructura necesarias para beneficio de Formosa y la región.

Consolidamos nuestra red vial integrando toda la geografía provincial. 2.200 kilómetros nuevos, de rutas pavimentadas, acercan a pueblos, familias y productores. Por estas sendas transitan la salud, la educación, la producción, el conocimiento y las nuevas oportunidades.

En relación a las obras necesarias para ampliar esta red vial, nos encontramos ante diversas situaciones que deben ser conocidas por el pueblo formoseño y sus representantes.

Algunas de esas obras siguen en ejecución, a un menor ritmo. Otras, han sido "neutralizadas". Eufemismo que utiliza el Gobierno Nacional cuando decide paralizarlas.

En esta situación se encuentra, por ejemplo, la ruta provincial Nº 9, en el tramo Bañadero - Subteniente Perín, en el empalme con la ruta nacional Nº 95, con un avance del 51%.

En cuanto a la autovía de la ruta nacional N° 11, que se iniciara en enero de 2015, el Gobierno Nacional decidió "neutralizar" el tramo Lucio V. Mansilla - Tatané. No obstante ello, continuó con el tramo Tatané - Formosa, verificando un avance del 33%.

En la Zona Sur, inauguramos la ruta N° 9, tramo Colonia Cano-Mansilla, y desde allí hasta el empalme con la ruta provincial Nº 1, mientras que el tramo Villa 213 - Bañadero, se encuentra con un avance del 97%.

La ruta provincial N° 24, en sus tramos desde Estanislao del Campo hasta Unión Escuela -intersección con la ruta Nº 20-, y desde Unión Escuela hasta San Martin N° 2 -intersección con la ruta N° 86-, se encuentra concluida y próxima a inaugurarse.

De igual manera hemos terminado la ruta provincial N° 20 desde su intersección con la ruta N° 3 hasta la ruta provincial N° 23, y desde allí hasta la colonia El Recreo, encontrándose actualmente este último tramo, hasta la intersección con la ruta N° 95, con un avance del 92%.

Nuestro sistema eléctrico continúa consolidándose.

No solamente dejamos atrás el aislamiento respecto del sistema nacional, sino que además logramos desarrollar la extensión de líneas en alta, media y baja tensión más importante de nuestra historia.

Al trascendental hecho que significó conectar el Departamento Ramón Lista al sistema provincial, ahora avanzamos en el Departamento Bermejo, extendiendo la línea de 33 Kv entre Lamadrid y Guadalcazar. Se continuará por la ruta 86 hasta El Solitario en línea de 13,2 Kv, permitiendo la interconexión de comunidades aledañas.

En el eje costero Formosa - Clorinda, la extensión de las líneas en 33 Kv y 13,2 Kv ya tiene un 79% de avance de obra en el orden global.

Continúa la ampliación de las redes de distribución en la zona Litoral Sur sobre el Río Bermejo, en líneas de 33 Kv y 13,2 Kv para las localidades Km 142 NRB, El Colorado, Villa 213, y de allí, hasta Colonia Potrero Norte.

Asumiendo el reclamo de un mejor servicio, la empresa provincial REFSA, se ha hecho cargo del personal y de la operación que brindaban las cooperativas de El Colorado, Clorinda, Pirané y Mojón de Fierro.

También ejecutamos la extensión de red eléctrica en el eje El Espinillo -Laguna Blanca - Laguna Gallo - Pilagá III; así como en el centro oeste, entre Laguna Yema - Colonia San Isidro y hasta El Aybal, llegando a la estación de bombeo sobre el rio Bermejo.

En el área Central Sur se construyen líneas de media tensión en 13,2 Kv para las localidades de Comandante Fontana, Palo Santo, Ibarreta, Alto Alegre y Subteniente Perín.

En Formosa, continúa en ejecución la interconexión en 33 Kv entre todas las estaciones transformadoras de la ciudad, así como la ampliación de la Estación Transformadora Gran Formosa, con el fin de duplicar la producción de energía para toda la provincia.

Por su envergadura y naturaleza, estas inversiones en el sistema eléctrico necesitan de la intervención del Estado Federal. Trabajando en conjunto, habíamos logrado un financiamiento internacional de la CAF, Corporación Andina de Fomento, por $ 1.500 millones de pesos, lo que posibilitó una inversión de .100 millones hasta el presente. Con la nueva gestión nacional, existe un escenario de incertidumbre respecto de la continuidad de estas obras debido a la suspensión de los pagos.

Esto mismo ha ocurrido con la extensión de redes de distribución dentro de las localidades de Ingeniero Juárez, Juan G. Bazán, Laguna Yema, Pozo del Tigre, Estanislao del Campo y Comandante Fontana.

En años anteriores, ya hemos hablado de la importancia estratégica del Gasoducto del NEA para toda la región y, especialmente, para nuestra provincia.

En su momento, habíamos logrado modificar su red troncal para que llegue hasta Formosa Capital, incluyéndose ductos secundarios, tanto para el norte como el sur de la provincia, e instalaciones domiciliarias en diferentes etapas.

Hoy, el Gobierno Nacional, directamente retiró los fondos previstos para las instalaciones domiciliarias, que son las que permitirían la utilización del gas natural por parte de las familias formoseñas.

El detalle de las obras comprometidas según localidades, es el siguiente:

- Ingeniero Juárez, Los Chiriguanos y Laguna Yema: neutralizada.

- Pozo Mortero, Juan G. Bazán y Las Lomitas: neutralizada.

- Pozo del Tigre y Estanislao del Campo: neutralizada.

Lo decimos con humildad, pero con mucha firmeza: no aceptaremos que el transporte de gas pase por nuestra provincia, sin que pueda ser aprovechado y disfrutado por todos los formoseños.

Durante el último período hemos entregado 942 soluciones habitacionales en todo el territorio, entre las que se cuentan 471 viviendas urbanas, 150 viviendas de modalidad aborigen y 321 módulos habitacionales. Esto equivale a menos de la mitad del número de viviendas a las que venían accediendo anualmente las familias formoseñas.

El caso del Barrio Nueva Formosa es paradigmático. La finalización de la segunda y tercera etapa, ha sufrido un importante retraso debido a las medidas económicas del Gobierno Nacional que impactaron en los costos de construcción. La cuarta y última etapa, de 1.310 viviendas, junto con obras de pavimento, ripio, desagües, red de agua y luz eléctrica, debieron ser relicitadas en 2016, por iguales motivos.

Sin embargo, es mi obligación informarles que en los últimos días nos comunicaron desde Nación que solo nos habilitan la construcción de 632 de esas viviendas, es decir, menos de la mitad del cupo que se había acordado.

Esto no es solo una demora para aquellas familias que ansían su casa propia. La paralización de las obras tiene un impacto negativo, multiplicador, sobre toda la economía, afectando a trabajadores, empresas y proveedores vinculados con esta actividad. Sin embargo, pese a no recibir las remesas correspondientes o las actualizaciones de precios solicitadas, las obras siguen avanzando de acuerdo a nuestras posibilidades.

Con la emergencia hídrica, ocurrió algo similar.

A diferencia de otros años, no contamos con un programa nacional específico destinado a mitigar las graves secuelas que acarrean las inundaciones.

La asistencia a las personas afectadas, el recrecimiento y ensanchamiento de las defensas de Formosa, Clorinda y Herradura, así como el refuerzo de las estaciones de bombeo, significaron un gasto global superior a los 400 millones de pesos, de los cuales la Nación solo aportó 30 millones de pesos hasta el momento.

Tampoco se recibió la ayuda necesaria para reparar los daños ocasionados por el agua en las rutas provinciales 2, 5 y 6.

Para ser justos, también corresponde informar que continúan ejecutándose con fondos federales las viviendas de los Programas Techo Digno, Hábitat, PROMEBA y Emergencia Hídrica.

Este último, acordado en el 2015, tiene pendiente la aprobación de recomposición de precios por el gran aumento de los costos, al igual que la tercera etapa de las 1.741 viviendas del B° Nueva Formosa.

Continúan en construcción las viviendas, con su infraestructura, en distintas localidades de la provincia, así como las de modalidad indígena y rural, de las cuales una parte ya se ha entregado a sus beneficiarios.

Asimismo, seguimos entregando soluciones habitacionales que, tanto en el plan de erradicación de asentamientos irregulares como en la asistencia a los afectados por inundaciones, beneficiaron a más de 5.000 familias con lote propio y servicios básicos instalados.

Para continuar extendiendo el servicio de agua potable, estamos ejecutando obras en toda la geografía provincial. Esto incluye canales, reservorios, perforaciones e infraestructura para dar respuesta a los desafíos del presente y del futuro.

También estamos ampliando las plantas potabilizadoras de las localidades de El Potrillo y Laguna Yema, además de construir nuevas plantas en Villa General Güemes, General Belgrano, Comandante Fontana, Las Lomitas y Lucio V. Mansilla.

Culminamos las obras de ampliación de las redes de distribución de agua potable de Ingeniero Juárez, Pozo del Oso, El Chorro, Estanislao del Campo, Misión Tacaaglé y Clorinda.

En la ciudad capital, avanzamos en la ampliación del sistema de transporte y distribución de agua potable, con un avance del 58%. Esto incluye los nuevos centros distribuidores ubicados en los barrios Emilio Tomás, San Antonio, Namqom, y en el Parque Industrial.

Continuamos, con financiamiento externo, la ejecución de dos obras de envergadura: la Nueva Planta Potabilizadora de la ciudad de Clorinda, que cubrirá la demanda por los próximos 20 años, y la Nueva Planta Depuradora de Líquidos Cloacales en la ciudad de Formosa, iniciada en marzo de 2014, con su respectiva red de desagües, y con un avance del 74%.

Próximas a concluirse, se encuentran las obras de esta misma naturaleza ubicadas en el Barrio Nueva Formosa y en el Circuito 5, también de esta ciudad.

Por el carácter vital que posee el manejo de los recursos hídricos en nuestra provincia, continuamos con los trabajos de operación y mantenimiento en el sistema hídrico del Río Bermejo.

De igual manera avanzamos con los trabajos de apertura y mantenimiento de correderas, construcción de defensas y operación de compuertas en el sistema hídrico del Río Pilcomayo.

La planificación integral del manejo de nuestros recursos naturales, junto con la infraestructura desarrollada y la alta capacidad técnica local, nos permiten hoy dar un salto cualitativo hacia la industrialización y la creación de empleo.

Me estoy refiriendo al Plan Maestro de ejecución rápida que venimos trabajando con la Fundación Getulio Vargas, para desarrollar cadenas de agregado de valor que incluyen a los pequeños y medianos productores. Los ejes de este modelo son la producción de alimentos orgánicos y naturales, la energía limpia y la producción sustentable de bienes industriales.

Se trata de una planificación estratégica con metas de carácter público y privado que ya interesó a inversores nacionales e internacionales, que advierten el potencial fenomenal de Formosa en esta materia. Este sistema no compite con la Pampa Húmeda, sino que aprovecha las ventajas diferenciales de nuestra provincia para un nicho de mercado con demanda mundial creciente y asegurada.

Señores: ya hemos explicitado en este mismo recinto la importancia estratégica que tiene, para nuestra provincia, la llamada "Obra del Siglo", el Acueducto para el Desarrollo Formoseño.

Habiendo firmado el convenio marco para su ejecución y la afectación presupuestaria pertinente, advertimos con preocupación que dicha obra, junto con otras tantas destinadas a nuestra provincia, fueron excluidas -en un principio- por el Poder Ejecutivo Nacional del proyecto de presupuesto enviado al Congreso.

La fortaleza de un pueblo unido, la ayuda de nuestros legisladores y la gestión de gobierno, posibilitaron que el acueducto vuelva a tener su correspondiente asignación en dicho presupuesto. Hoy estamos acompañando los esfuerzos en la búsqueda del financiamiento internacional.

Las enseñanzas son claras, cuando están en juego los intereses de Formosa, no hay lugar para las especulaciones mezquinas.

Todos los formoseños sabemos que solo la unión nos dará la fortaleza para reclamar lo que por derecho y por derecha nos corresponde.

Señores diputados...Pueblo de Formosa....

Vivimos momentos difíciles, no reconocerlo sería faltar a la verdad.

Pero los formoseños estamos acostumbrados a enfrentar la adversidad. Muchas veces se nos planteó el dilema de vencer o ser vencidos. Nuestra respuesta fue nunca pactar, y así vencimos siempre.

Hoy, como ayer, hay quienes pretenden que volvamos atrás y seamos aquel territorio olvidado que no gozaba de los mismos derechos ni de las mismas oportunidades que otras provincias.

Se equivocan.

Formosa cambió para nunca más volver atrás.

Cambió atraso por progreso. Cambió aislamiento por integración. Cambió exclusión por inclusión. Cambió en lo social, en salud, en educación, en vivienda, en caminos. Cambió en agua potable y en saneamiento. Cambió en infraestructura productiva.

En definitiva, cambió ese pasado que tanto dolía por este presente lleno de esperanza y posibilidades.

Tenemos mucho más por hacer. Tenemos mucho que mejorar. Pero también somos un pueblo sano, creyente, alegre, sin odios, con la fuerza necesaria para avanzar.

No es un tiempo para tibios ni medias tintas.

Es tiempo de estar unidos. Todos juntos... hombres..., mujeres..., trabajadores..., jóvenes... Unos al lado de los otros. Cuidando aquello que queremos. Defendiendo lo que tanto nos costó lograr.

Sé que vamos a estar a la altura de los desafíos, porque conozco a Formosa y conozco al formoseño.

Porque sabemos luchar, resistir y vencer.

Porque no nos arrodillamos ante nadie..., solo ante Dios.

Y a Él elevamos nuestras oraciones para que, junto a nuestra Madre, la Virgen del Carmen, bendigan y protejan a nuestro pueblo.

Discurso del Gobernador - 1º de Marzo de 2017